CAPITAL PROPIO

Es la suma de las aportaciones hechas a la empresa por los inversores desde su fundación (capital social) más los beneficios obtenidos que no han sido distribuidos y que han pasado a formar parte de las reservas.

Dentro de estas fuentes de financiación propias se encuentran el capital social y las reservas (tanto voluntarias como obligatorias).