SWAP

«Swap» en inglés significa «intercambio», y en finanzas se utiliza para denominar un contrato de intercambio de bienes o divisas entre dos instituciones durante un tiempo específico.

Cuando una institución está interesada en un bien o en una divisa que solo otra institución puede adquirir en condiciones preferenciales, y esta última está interesada en otro bien o divisa que únicamente la primera institución puede adquirir en condiciones preferenciales pueden establecer un contrato de intercambio de esos bienes o divisas al cual se le denomina swap. De esa manera ambas partes se benefician y, de alguna manera, pueden estar al margen de los vaivenes del mercado.

El swap está entre los productos financieros del tipo conocido como «derivados» en el cual suele haber un intercambio de dinero entre ambas partes a intervalos determinados y en momentos calculados de la manera especificada en el contrato. A los intercambios de dinero se les conocen como piernas («legs» en inglés) y una de las «piernas» suele estar calculada sobre una base variable, mientras que la otra puede estar calculada sobre una base fija. La base variable de un swap bien puede ser el precio de un bien o productos primarios o «commodities» (petroleo, vivienda, trigo, etc.), o bien el tipo de interés o el valor de una divisa. Los swaps más comunes en orden de importancia cuantitativa son los basados en un tipo de interés (swap de tipos), divisas (swap divisas), créditos o productos primarios.